El miedo es una funesta emoción, provocada por le percepción de un peligro, real o supuesto, presente o futuro. Una reacción desagradable que nos encoje y petrifica. El miedo no nos deja reaccionar y da cuartelillo a los poderosos,seres que viven por y para el poder, ansiosos de dominar y mandar sobre la mayor cantidad posible de hombres.

Solo pretendo aportar algo que creo que es realmente valioso para todo el que lea este insignificante muro. Solo pretendo dar una pequeña inyección de fuerza ocular a todo aquel que consiga leer este mensaje. Espero que en los tiempos que corren no os dejéis dominar por el miedo. Combatir el miedo da fuerzas para salir de la fobia a caer.

image

Esto es lo que he puesto hoy en mi muro de Facebook. Un pequeño mensaje de esperanza y fortaleza para todas aquellas personas que padecen un profundo miedo.

Todos tenemos miedo a algo. Desde lo mas profundo de nuestra infancia, hemos estado cultivando todos aquellos miedos que nos han condicionado nuestra vida, de alguna manera u otra. Existen tantos miedos como hombres, supongo. Y mientras algún niño de alguna parte de este mundo está engendrando esa sensación, salida desde lo más hondo de su ser, de sus entrañas, yo me debato entre dar un paso mas en esa frontera que delimita un miedo general a todo.

En esta sociedad de información, tenemos acceso a cualquier tipo de información, la que queramos. Los que no somos precisamente nativos digitales, hemos visto el cambión, provocado por el acceso a la oportunidad de saciar nuestros deseos informativos. Por otra parte, todo el mundo puede llegar a tener el poder de informar de alguna manera u otra. Pero ya sabemos que un gran poder, conlleva una gran responsabilidad.

Podemos almacenar en nuestras manos toda esta información para moldearla y crear nuestra propia información, opinión crítica o conclusión. Pero también podemos crearnos miedos y dudas. De la misma manera, otros podrán crear miedos y dudas, y de esta forma, crear una cadena mundial y global de miedos, dudas y paranoias.

Necesitamos movernos en la frontera de lo real e irreal para poder moldear ese miedo. El miedo persistirá cuanta más gente pueda llegar a esa información, cuanta más gente pueda verse influenciada por ella o pueda llegar a influenciar a otros.

Pero no debemos olvidar nunca, que la sensación de miedo paraliza. Y será tarea de todos aquellos que viven para tener y ejercer el poder, utilizar todo esto en contra de los que tienen miedo y lo ejercen.

Porque siempre en la era de la información, el que dispone de la mayor información posible y puede propagarla, será el que tenga la habilidad de ejercer el poder sobre los demás.

Anuncios