Que conste que no solo no exportamos nada, para solo importar, grave error a nivel macroeconómico, que acabará con nosotros. Además, exportamos mas cosas malas que buenas. Lamentablemente.

Entre ellas, la apariencia de un país que deja mucho que desear, en todos sus aspectos. Somos el hazme reír de Europa, y quizás, del mundo entero. Después de unos cuantos años de políticas bananeras, y de una dejadez extrema, ahora nos toca pagar las consecuencias, impuestas por un partido que se ha quedado con todo “Dios”.

En fin, estoy hoy un poco cansado de rajar. Por eso mismo he decidido dejar una canción, algo ameno, para que esto no se convierta en un cumulo de acontecimientos negativos.

Anuncios