images

Dicen que en algunos efímeros momentos de tu vida, te puede llegar a traicionar el subconsciente de una forma totalmente artística.

Hoy ha entrado un guiri en la tienda. Era un alemán que chapurreaba inglés. Yo lo chapurreo también, porque al igual que el de Zapatero: “My English is bad”.

El tipo me ha comprado una postal para mandarla a su país y le he tenido que dar un sello para Europa y otro nacional para que completara los 75 céntimos que vale mandar una postal a Alemania.

El dialogo que ha precedido a estos acontecimientos ha sido curioso:

– ¡He is the king of Spain!- mientras pegaba el sello con la cara del rey.

– Yes-  Yo, mientras espero que me pague y se vaya.

-¿Is a good man?- el guiri otra vez.

-yes, but expensive- Le he dicho yo, mientras pensaba que no conozco al rey y que me da igual si es simpático o antipático.

Anuncios