Las fotografías que he encontrado pueden representar perfectamente el paisaje de un relato de ciencia ficción o incluso, en algunos casos, de terror.

Muchas veces, a la hora de recrear historias apocalípticas ambientadas en futuros distópicos podemos llegar a recurrir a imágenes de restos de nuestra civilización, que de alguna forma pueden llegar a representar características de nuestra época.

En estas fotos aparecen cosas tan representativas como parques de atracciones abandonados o los típicos castillos. También llugares realmente exóticos, como lo son los pueblos abandonados en el desierto.

A mi se me han ocurrido algunas ideas cuando he visto estas pintorescas imágenes…

Las Fortalezas Marinas Maunsell, instalados en el estuario del Támesis en 1942 y de los que se hizo cargo la Royal Navy para combatir los ataques aéreos alemanes en la II Guerra Mundial.

Kolmanskop, la ciudad enterrada en el desierto de Namibia.

Estación de trenes abandonada de Cincinati.

Pista de carreras de trineos de los Juegos Olímpicos de invierno de 1984, Sarajevo.

El Salto en Colombia. Abrió sus puertas en 1928 para hospedar a los viajeros ricos que visitaban la zona del Salto del Tequendama. Sin embargo, luego de que el río Bogotá fue contaminándose, el hotel finalmente cerró en los años 90.

El Túnel del Amor en Ucrania.

Nara Dreamland. Un parque temático abandonado en Japon.

Anuncios